Con una sonrisa que se confundía entre lágrimas, Luis Mariano Vélez, dejó ver la emoción que sintió al recibir de manos del gobernador Sigifredo Salazar su nueva vivienda. Y es que no fue fácil para él y para su familia conseguir casa propia, ya que tuvieron que esperar cerca de 10 años para lograrlo, por esos sus palabras de agradecimiento demuestran que con mucha paciencia pudieron hacer su sueño realidad, gracias a la Gobernación de Risaralda y la Promotora de Vivienda.
 
“Yo me siento muy feliz, porque estuvimos muchos años viviendo en muy malas condiciones y ahora nos va a cambiar la vida”, expresó don Luis, integrante de una de las 47 familias que recibieron oficialmente sus viviendas propias en el plan habitacional Suratena, situado en el corregimiento Alto Cauca de Marsella.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter